El francés Stéphane Peterhansel se llevó su primera victoria de la edición 2019 del Rally Dakar y, de paso, ascendió al tercer puesto de la clasificación general durante la tercera jornada de actividades. El día resultó complejo para varios de los favoritos, ya que se complicaron sus opciones para la victoria.

Peterhansel fue seguido por el Toyota del qatarí Nasser Al-Attiyah, segundo de la especial a 03m26s, pero que ahora tiene el liderazgo de la general por una ventaja de 06m48s sobre el arabe Yazeed Al Rajhi, cuarto del día.

El francés Sébastien Loeb fue el encargado de abrir el camino tras adjudicarse ayer su victoria 11 de etapa. A él le siguieron en la salida el español Joan Roma, Bernhard Ten Brinke y Giniel de Villiers, quien hasta la mañana de este miércoles era el líder de la general.

Las malas noticias de los protagonistas empezaron rápidamente cuando Carlos Sainz se quedó detenido en apenas el kilómetro 38 de la especial por una rotura de la suspensión delantera izquierda de su Mini. Casi tres horas después se reincorporó a la competencia. Giniel de Villers también parece haber perdido cualquier esperanza luego de detenerse en el kilómetro 172 de la especial y perder 50 minutos.

Aunque sin sufrir fallas, Loeb y Roma cedieron gran terreno en los primeros 100 kilómetros cuando perdieron ocho minutos ante Peterhansel, quien para ese momento ya se había despegado con Al-Attiyah en la pelea por la victoria.

Las dunas de Acari fue un terreno que se adaptó mejor para el máximo ganador del Dakar sacando una ventaja en la primera parte de 1m13s sobre el qatarí y de dos minutos sobre Cyril Despres. Pero las dunas jugaron una mala pasada a Despres quien al llegar CP2 perdió 24 minutos contra el líder y cayendo a la novena posición, dejando la tercera plaza a Jakub Przygonski.

La experiencia de Peterhansel le permitió llegar al CP3 con una ventaja de 2m39s sobre Nasser, a quien finalmente venció por 3m26s.

S.B

Compartir