Revolución en Ferrari. Maurizio Arrivabene deja la Scuderia. El director del equipo pasará a ser Mattia Binotto, que fuera director técnico hasta el año pasado. La noticia adelantada por la Gazzetta dello Sport cayó como una bomba en el propio Departamento de carreras, ya que muy pocas personas estaban al tanto de la decisión tomada por el presidente de Ferrari, John Elkann, mientras que en el seno del equipo esperaban un comunicado interno para formalizar los cambios.

Ferrari llevaba meses considerando llevar a cabo una importante reorganización en la administración de su equipo, después de otro intento fallido por ganar el título de Fórmula 1. La noticia del cambio se filtró este lunes y la decisión de reemplazar a Arrivabene se produce tras una temporada en la que los errores de la dirección se demostraron como uno de los factores clave para perder el campeonato.

«Después de cuatro años de incansable compromiso y dedicación, Maurizio Arrivabene abandona el equipo. La decisión se tomó junto con la alta dirección de la compañía después de largas discusiones relacionadas con los intereses personales a largo plazo de Maurizio, así como con los del propio equipo. Con efecto inmediato, Mattia Binotto asumirá el cargo de director del equipo Ferrari. Todas las áreas técnicas continuarán informando directamente a Mattia», informó el equipo italiano en un comunicado oficial.

A pesar de haber tenido el mejor auto en varios tramos de la temporada, el equipo no pudo aprovechar su superioridad, ya que Mercedes volvió a llevarse el campeonato de pilotos y constructores. El hecho de no gestionar el tema de las órdenes de equipo de manera clara como lo hizo Mercedes, provocó que Kimi Räikkönen le hiciera perder puntos importantes a Sebastian Vettel en los grandes premios de Alemania e Italia.

Además, hubo una serie de errores de estrategia, como en Japón, cuando el equipo optó por los neumáticos equivocados en la clasificación y Arrivabene cuestionó la actuación de los suyos. Posteriormente, también acusó la falta de desarrollo del monoplaza.

Algunos medios informaron de los desacuerdos existentes entre Binotto y Arrivabene sobre la dirección y el enfoque del equipo, pero antes de Navidad el jefe del equipo Ferrari hasta ahora tildó de «noticias falsas» aquellas que apuntaban a que su colega estaba tan frustrado con la situación que podía dejar su cargo.

Sin embargo, ahora parece que los responsables de Ferrari decidieron que la mejor manera de intentar detener el dominio de Mercedes es con Binotto al mando. El ingeniero italiano de 49 años está ligado a Ferrari desde 1995, donde desempeñó distintos papeles, el último el de director técnico, cargo al que llegó en 2016 en sustitución de James Allison.

No está claro quién reemplazará a Binotto como jefe del departamento técnico de Ferrari, ni siquiera que a partir de ahora vaya a haber un director técnico como tal. Dicha función quedaría cubierta por una serie de personas que asumirían más responsabilidades, como el jefe aerodinámico, Enrico Cardile, o el del departamento de motores, Corrado Iotti.

S.B