Sam Bird, piloto del equipo Virgin Racing, fue el más veloz este domingo en las pruebas de la Fórmula E tras el ePrix de Ad Diriyah, donde José María López fue octavo.

Los equipos de la Fórmula E recibieron plazas adicionales si probaban con una mujer además de sus corredores habituales, algo que aceptaron todos los equipos excepto Audi y Jaguar.

Bird marcó un mejor tiempo con 1:09.668 alrededor del circuito de casi dos kilómetros y medio de recorrido, que fue 0.876s más rápido que la vuelta con la que su compañero de equipo, Robin Frijns, había encabezado la sesión de la mañana.

Jean-Éric Vergne, que terminó segundo detrás de António Félix da Costa en la carrera del sábado, se ubicó a 0,113s del registro de Bird. Oliver Rowland puso a Nissan e.dams en el tercer lugar, siendo 0s483 más lento que el mejor tiempo de la jornada.

Stoffel Vandoorne finalizó la sesión de la tarde en la cuarta posición para HWA, pero causó una bandera roja en el cierre, que obligó a terminar minutos antes la actividad. Mitch Evans alcanzó la quinta posición, por delante de Nico Muller, que se despistó durante la sesión matutina y causó una bandera roja, mientras que un problema en el sensor retrasó aún más su posterior regreso a la pista.

Edoardo Mortara fue el séptimo más rápido para Venturi, por delante de Pechito López, que compartió su auto con Pippa Mann durante la tarde. Jerome D’Ambrosio, tercero en la competencia del sábado, obtuvo el noveno mejor tiempo para Mahindra Racing, con Simona de Silvestro completando el top 10 de la tarde para Venturi.

S.B