Cerrando su primer año dentro del Turismo Pista y mostrando sus claras intenciones de seguir apostando por la Clase 3, en las últimas semanas Marcos Bobbio decidió encarar el armado de un flamante Toyota Etios, que se encuentra avanzado en lo que respecta al armado pero trabajando contra reloj para poder presentarlo.

De la mano de Damián “Pipi” Proccietto, que se encuentra trabajando de forma permanente para llegar con los detalles final de armado, el Toyota Etios cada vez está más cercano de ser una grata realidad, viendo la luz en Paraná y marcando allí el inicio de una etapa que se extenderá durante 2019, tomado esta fecha como prueba para sacar las conclusiones del caso.

“Gracias al trabajo incondicional de Damián Proccietto y todo el equipo que nos acompaña de manera permanente, se hizo lo posible para poner en pista el Etios. Si bien restan algunos detalles, creemos que se llegará en tiempo y forma para dar comienzo a esta nueva apuesta que tenemos por delante y que vamos a afrontar con el habitual compromiso que mantenemos fe forma permanente”, contó el piloto santafesino.

S.B

Compartir