Juan Pablo Rossotti prepara su regreso a la Clase 3 del Turismo Nacional, concentrando su objetivo en integrar el listado de inscriptos del Gran Premio Coronación a disputarse en el Autódromo Ciudad de Viedma entre los días 14, 15 y 16 de diciembre, e integrando nuevamente el Alifraco Sport, que lo tuvo como piloto durante las primeras cuatro competencias del presente certamen, sobre un Seat Leon.

Esta nueva experiencia en conjunto tendrá al piloto capitalino sobre un Volkswagen Vento, que utilizó Luciano Ventricelli en 2017, ahora bajo los desarrollos del Alifraco Sport, con Walter Alifraco y Ariel Espósito como responsables de los trabajos en pista, y motorización provista por Claudio Garófalo. «La próxima semana probaremos en Buenos Aires; estamos esperando que el motorista termine los trabajos y así realizar las pruebas previas a la próxima carrera. Estamos trabajando para competir en Viedma, en una nueva etapa junto con el Alifraco Sport», indicó Rossotti, que ya tomó la posición de butaca en el auto.

De este modo, la formación ampliará su presencia en la categoría con dos autos en pista, lo que no ocurre desde la última fecha del pasado campeonato en Rosario, cuando Tomás Urretavizcaya, sobre un Kia Cerato, y Pedro Gentile, a bordo de un Seat Leon, recibían atención en pista por parte del equipo afincado en Lanús.

«Ariel Espósito y todo el Alifraco Sport están trabajando en el auto; está hermoso, me medí la posición de la butaca y realmente me gustó mucho. Esperemos que funcione como creemos, siempre anduvieron bien los Volkswagen Vento en el TN. La prueba en Buenos Aires será necesaria para conocer bien cómo funciona este auto, de funcionar todo bien seguramente en 2019 sigamos por este camino», completó Rossotti, que el 5 de agosto compitió por última vez en la temporada, sobre un Chevrolet Cruze del Castellano Power Team.

S.B

Compartir