La piloto alemana de Fórmula 3 Flörsch aseguró hoy que volverá a la actividad cuando obtenga el alta médica luego del grave accidente del domingo pasado en el Gran Premio de Macao, en China. «Sobreviví a una operación que llevó 11 horas. Espero que a partir de ahora todo mejore. Tengo que quedarme algunos días más en Macao hasta que pueda viajar ¡Voy a volver!», escribió Flörsch en su cuenta oficial de la red social Facebook.

La joven piloto sufrió una fractura en la séptima vértebra cervical, sin daño en la médula espinal ni signos de parálisis al momento del comienzo de la operación que duró 11 horas en el Hospital General Conde S. Januario de Macao.
Flörsch, del equipo Van Amersfoort, perdió el control de su auto en la cuarta vuelta de la prueba final de la Fórmula 3, impactó contra el coche de Sho Tsuboi y salió catapultada a más de 250 kilómetros por hora.
El auto de Flörsch voló más allá de las barrera de seguridad y se incrustó contra una valla. Otras cuatro personas resultaron heridas: un piloto de Tsuboi, dos fotógrafos y un operario de la pista.

«En el accidente hubo gente amable de quien todavía me acuerdo. Gracias por todas las palabras tranquilizantes y de ánimo que recibí en esos duros minutos en el coche. Muchas gracias al equipo médico de Macao por el trato amistoso y profesional, también al equipo de rescate local de la FIA, a Mercedes, HWA, a la FIA, al equipo médico, a la organización del GP de Macao, que me apoya de la mejor manera y también al doctor Riccardo Ceccarelli, a mi equipo y a mis compañeros, que sufrieron conmigo», agregó la pilota alemana.

La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) inició la investigación sobre las causas del accidente.
P-D.