José María López, Mike Conway y Kamui Kobayashi lograron la victoria bajo la lluvia en las 6 Horas de Shanghai en un nuevo 1-2 de Toyota en el Mundial de Resistencia.

Fue la segunda victoria consecutiva para los pilotos del TS050 Hybrid #7 tras la obtenida en Fuji, dejando atrás al auto #8 de Fernando Alonso, Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima.

Las fuertes lluvias causaron dos largas interrupciones en la primera mitad de la carrera, y no fue hasta la cuarta hora que las condiciones mejoraron lo suficiente como para permitir que comenzara a verse verdadera acción con bandera verde.

El orden se encontraba mezclado, ya que diferentes coches hicieron sus primeras paradas en boxes en diferentes momentos, pero la superioridad de los Toyota sobre los LMP1 no híbridos era clara y los dos TS050 Hybrid rápidamente llegaron al frente una vez que la carrera comenzó en serio.

El auto #8 había estado adelante durante la primera parte, pero el #7 se las arregló para saltar a la punta porque hizo su segunda parada en una vuelta en la que el pelotón estaba siendo conducido a través del pitlane de todos modos.

Luego el #8 perdió más tiempo siendo retenido por un semáforo en rojo al final de los boxes cuando Alonso tomó el relevo de Buemi, dando al coche #7 una ventaja de unos 20 segundos.

Esa diferencia creció hasta el medio minuto antes de que Nakajima comenzara a cerrar la brecha con Conway, pero el auto de seguridad se desplegó de nuevo a falta de 20 minutos por un choque del SMP Racing BR Engineering BR1 #17.

Sin embargo, los dos Toyota mantuvieron sus posiciones en los últimos seis minutos de velocidad pura, con Conway cruzando la línea a 1s4 por delante de Nakajima.

Jenson Button consiguió su primer podio del año en el sobreviviendo SMP BR1 #11 que comparte con el dúo ruso Mikhail Aleshin y Vitaly Petrov, una vuelta abajo respecto a los Toyota.

S.B

Compartir