Jean Karl Vernay hizo buen uso de la punta con su Audi para ponerse primero y luego defenderse de Muller para sumar una victoria muy importante en las calles de Macao.

Siete aspirantes alineados en la grilla de salida con el mismo sueño: ser campeones. Pero sólo uno se llevará el premio gordo al final de la cita de Macao.

El líder, Tarquini (Hyundai), partía desde la 7ª posición y estaba obligado a sacar el máximo de la primera carrera tras el accidente que lo dejó retrasado para las dos siguientes carreras. Yvan Muller (Hyundai), segundo clasificado, en segunda línea para salir desde la tercera plaza y Thed Bjork (Hyundai), el tercero del campeonato, en una posición muy retrasada, 15º.

Pepe Oriola (Cupra), el cuarto en discordia, salió desde la 9ª posición. Jean-Karl Vernay (Audi), 5º, en la segunda fila con Muller para salir desde la cuarta plaza. Esteban Guerrieri (Honda), uno de los mejores hasta ahora en el fin de semana, 6º en la general, en primera línea junto al poleman Huff. Y Michelisz (Hyundai), el último con opciones, en la 6ª posición de la parrilla.

Muller hizo una gran salida, lo mismo que Vernay y Tarquni. Pero el Safety Car salió, al bloquearse la pista en Lisboa. Muller era primero, con Vernay detrás. Huff, tercero, por delante de un Tarquini que ganaba tres posiciones por delante de Michelisz. Guerrieri cayó a la 6ª posición y Oriola ganó dos puestos y era 7º.

Bennani, Ceccon, Nagy y Dupont se veían envueltos en el incidente que bloqueaba la pista. Con las posiciones de ese momento, Muller le recuperaba 13 puntos a Tarquni, de los 39 de que tenía de desventaja.

La carrera se relanzó al comienzo de la tercera vuelta y Vernay aprovechó la punta de su Audi para pasar a Muller por el liderato de la carrera. Por detrás, Bjork ya era 9º, favorecido por el incidente anterior.

Vernay no terminó en los primeros momentos de abrir hueco con Muller, que a su vez tenía a Huff siguiéndolo de cerca. Tarquini rodaba sin problemas y la lucha por el quinto lugar era muy cerrada, al taponar Michelisz, beneficiando a Tarquini, a Guerrieri y Oriola.

Desde mitad de carrera el trío de punta empezó a rodar muy junto. Pero se produjo otro bloqueo de la pista al cruzarse Shedden. La bandera roja ondeó en pista. Vernay, Muller y Huff era el podio en ese momento, seguidos de Tarquini, Michelisz, Guerrieri y Oriola.

Tras 20 minutos parados se reanudó la carrera. A pesar de las escaramuzas, no hubo cambios entre los 10 primeros al relanzarse la prueba: los tres primeros juntos, Tarquini a una distancia prudencial y Michelisz taponando al resto del grupo y cubriendo la espalda de su jefe de equipo. Esto lo aprovechó Oriola para ponerse 6º al pasar a Guerrieri, pero el español se pasaba en Lisboa y el argentino recuperaba la posición.

Las posiciones no cambiaron en las dos últimas vueltas, a pesar de los intentos de Huff, sobre todo, con Muller. Vernay logró una gran victoria que le hacía recortar distancias con el líder Tarquini pero le faltaron cinco puntos para seguir en la lucha por el campeonato. Sólo Muller puede atacar a su rival en Hyundai. El resto de pilotos se quedaron sin opciones de conseguir el entorchado.

Segundo fue Yvan Muller, seguido de Rob Huff. Gabrielle Tarquini hizo lo que necesitaba, que era aprovechar la única carrera en la que saldrá entre los 10 primeros. Su compañero Michelisz fue 5º, por delante de Guerrieri y Oriola, que tuvieron una dura lucha entre ellos.

Timo Scheider y Luigi Ferrara se estrenaron en los puntos en el WTCR. Así queda el campeonato con 55 puntos en juego: Tarquini 305, Muller 272.

S.B

Compartir