Una de las sorpresas que dio este viernes, al margen de las que se vieron en la pista de Valencia a lo largo del día, es la noticia de que Maverick Viñales abandonará la próxima temporada su hasta ahora intocable dorsal 25 para pasar a lucir el número 12. Es una de las novedades que se desprenden de las listas provisionales de inscriptos para la temporada 2019 de MotoGP que se publicaron por la mañana, coincidiendo con el arranque del último Gran Premio del campeonato.

Al español le preguntaron por las razones del cambio de un número que lució desde su llegada al escenario mundialista, y sus explicaciones no dejan de ser sorprendentes. «Cuando era niño siempre llevaba el 12, o el 100 cuando corría en motocross. Durante muchos años quise cambiar al 12, pero nunca vi la manera de hacerlo», contó el piloto de Yamaha.

«Ahora sentía que necesitaba hacer algo diferente. El año que viene habrá un nuevo motor, un nuevo jefe de equipo, todo será nuevo, así que era el momento de cambiar. Será un nuevo Maverick. ¡A ver si puedo ser mejor que ahora!», agregó un ilusionado Viñales.

El nacido en Figueras, que completó el primer día de entrenamientos con el séptimo mejor tiempo global, explicó también el origen del número que lo acompañó en su paso por las diferentes etapas en el campeonato. «El 25 lo adopté porque me gustaba un piloto de motocross que lo llevaba. Cuando llegué al campeonato, el 12 ya estaba elegido, así que opté por el 25. Si el 12 hubiera estado libre, lo habría tomado. Ahora sentía que este era el momento de cambiar. Estos dos últimos años fueron los peores en el Campeonato del Mundo, así que quiero cambiarlo todo», concluyó Viñales.

S.B