Sorteadas cuestiones particulares que lo ausentaron de la última carrera, Adrián Roux tiene todo encaminado para tomar parte de la próxima fecha de la Clase 2 del Turismo Pista. El piloto de Monte Grande regresará con el mismo auto que viene utilizando y que ya estaba prácticamente en condiciones para la última competencia, por lo que no debieron practicarse mayores cambios.

Si bien todo dependerá de lo que ocurra en Rosario, la intención de Roux es la de completar la temporada en la pista, teniendo previsto quedarse con una buena imagen sobre lo ocurrido y llevándose consigo conclusiones que permitan seguir creciendo en lo que respecta al rendimiento del Chevrolet Celta. En esta línea, su intención es probar el auto con la asistencia habitual de Sebastián Di Bella, comprobando durante el viernes distintas configuraciones de puesta a punto y algunos elementos del chasis previo a clasificar.

“Tenemos todo listo para regresar, el auto ya estaba listo desde la última fecha y esperamos que se pueda coronar el resultado que venimos buscando no sólo en esta fecha sino también en el cierre de año. Se trabajó mucho en el auto y trataremos de ultimar detalles el viernes para pensar de lleno en una buena clasificación”, contó Roux al respecto.

S.B

Compartir