Jorge Lorenzo fue declarado apto para correr durante el fin de semana en Sepang. El piloto del Ducati Team admitió sentirse en mejores condiciones, pero todavía no confirmó si correrá este fin de semana.

El español probará en la primera tanda de entrenamientos y, en caso de no sentirse capaz de poder manejar, su lugar lo ocuparía Michele Pirro, el tester de la fábrica de Borgo Panigale. «Me siento mejor que en Motegi hace unas semanas, eso es seguro. La operación fue bien y me siento más fuerte. Obviamente, la operación fue sólo hace unos días. Ayer retiré la escayola, pero no puedo mover mucho la muñeca izquierda, por lo que la movilidad no es muy buena, así que en dos o tres días necesitamos acelerar la recuperación de la movilidad. Veremos si puedo competir todo el fin de semana», explicó el mallorquín.

«Quiero volver a la moto. Pasó mucho tiempo y, si no manejas pierdes práctica y estás perdiendo también habilidades. No se trata sólo de fracturas, sino también del estado físico general. Esta vez no creo que sea capaz de luchar por algo grande, pero al menos puedo acostumbrarme a la moto otra vez y creo que eso me ayudará a prepararme para mi última oportunidad de obtener un gran resultado para Ducati en Valencia», agregó Lorenzo.

Durante la rueda de prensa, el tricampeón mundial fue consultado por la importancia que otorga a sus dos retos. ¿Qué es más importante para Lorenzo? ¿Terminar la temporada bien con Ducati o recuperarse para estar listo para competir con Honda en el test de Valencia? «Siempre es el presente el próximo objetivo. Pienso en ahora, soy un piloto de Ducati y pienso en Ducati. Cuando termine la temporada, pensaré en mi próxima etapa, mi próximo desafío. Pero por ahora sólo pienso en Ducati», completó.

S.B

Compartir