Un dia volvió Kimi Raikkonen y fue  en Austin. El finlandés, campeón del mundo en 2007 con Ferrari, consiguió en Estados Unidos su primera victoria desde que en 2014 empezara su segunda incursion con la Scuderia. Este triunfo permite a los de Maranello mantenerse en la lucha por el campeonato de constructores y, a su vez, retrasar una semana  un nuevo campeonato  para Lewis Hamilton.

Fue una carrera apasionante, espectacular, en la que Kimi Raikkonen  acalló muchas bocas. El finlandés no escatimo palabras  después de  la carrera y señaló que “he demostrado que había gente equivocada”. Su última victoria la había conseguido en el GP de Australia de 2013 al  comando  de un Lotus. Llega, además, después de que Ferrari decidiera sustituirlo por Charles Leclerc en 2019 y él haya firmo un contrato de dos años con Sauber.

Pasó a Hamilton en la salida y aguantó la presión de Max Verstappen en las últimas vueltas de un final  frenético en el que el holandés aguantó estoicamente a Lewis. Raikkonen no estaba agobiado por no ganar. “No he tenido problemas con ello, aunque sí los ha habido para otros. Si llegaba la victoria, bien, si no, no cambiaba mi vida en nada. Estoy feliz porque estamos aquí para intentar ganar. La gran diferencia es cómo te ve la gente”.

NO QUIERE CUENTAS PENDIENTES   

Iceman, hombre de hielo, parco en palabras, remarcaba que “obviamente, estoy feliz. He demostrado que había gente equivocada”, apuntando que “estoy también feliz por el equipo después de varias carreras duras”.

De su  alejamiento  de Ferrari no quiere pasar cuentas. Al contrario, Raikkonen comentó en Austin que “creo que la gente no entiende que estoy feliz a donde voy. He tenido mi periodo en Ferrari, gané el campeonato con ellos y muchas carreras. Yo, como piloto, quiero desafíos diferentes. Quiero cosas distintas”.

Y, por último, Kimi dejó claro que “no me ha decepcionado la decisión. Lo único en lo que estaba interesado era saber qué iba a pasar. El resto, he estado en la F1 lo suficiente para saber que no importa si tienes contrato o no, las cosas pasan por diferentes razones”.
A.C.