La diferencia que los dos principales protagonistas mantuvieron durante la mayor parte de la temporada, se prolongó también en Motegi, donde el italiano lideraba la prueba la mayor parte del tiempo hasta que el español tomó la delantera a falta de cuatro giros.

Al tratar de seguir el ritmo de Márquez, Dovizioso perdió la parte delantera de su Moto en la entrada de la curva diez del trazado nipón, dejándole a Márquez el camino completamente despejado.

Este es el octavo triunfo del de Honda y el tercero consecutivo en una temporada rematada con tres carreras de margen antes de que el Mundial ponga el cierre en Valencia.

Se trata de la quinta corona como piloto de la categoría de las motos pesadas para Marc, todas ellas conseguidas en los últimos seis años, y la séptima de su lista si tenemos en cuenta las dos que logró en 125cc (2010) y Moto2 (2012).

Este logro hace que el piloto de 25 años, se una a Mick Doohan, Valentino Rossi y Giacomo Agostini como el cuarto corredor que ha sido capaz de acumular cinco Mundiales en la categoría de las motos pesadas. Márquez, ha llegado a ese punto antes que ninguno de ellos.

La caída de Dovizioso hizo posible que Cal Crutchlow certificara un doblete para Honda en su gran premio, mientras que Alex Rins completó el podio.

Valentino Rossi (cuarto) fue el primero del resto y cruzó la meta a más de seis segundos del ganador, e inmediatamente delante de Álvaro Bautista.

Johann Zarco (sexto) fue capaz de terminar por delante de Maverick Viñales (séptimo), conductor de la segunda Yamaha oficial, mientras Dani Pedrosa (octavo), Danilo Petrucci (noveno) y Hafizh Syarin cerrararon el top ten.

Compartir