Alexander Albon se encuentra en un dilema, ya que podría correr en la Fórmula 1 en 2019 con Toro Rosso en lugar de Brendon Hartley, pero ya tiene un acuerdo firmado con Nissan para la quinta temporada de la Fórmula E.

Si el anglo-tailandés quiere ir a la F1 deberá romper un acuerdo existente para disputar la temporada 2018-2019 de la Fórmula E con Nissan, esto antes de firmar un contrato con cualquier otro equipo. Se entiende que el jefe de deporte motor de Red Bull, Helmut Marko, está negociando con Nissan para contar con los servicios del piloto de 22 años.

Se entiende que Nissan no está de acuerdo con la posibilidad de perder a uno de los pilotos con los que ya había firmado un contrato de forma temprana, y queda por ver cómo se desarrollan las discusiones.

Albon tenía programado hacer una prueba para Nissan en Valencia esta semana, junto con su compañero Sébastian Buemi, pero no completó ninguna vuelta en pista este martes ni tampoco lo hizo el miércoles. El propio británico tomo la decisión de ir a la Fórmula E durante el Gran Premio de Hungría cuando parecía que no existían oportunidades de estar en la F1, por lo que firmó un contrato de varios años con Nissan, cuyo equipo de Fórmula E está dirigido por DAMS.

Sin embargo, los movimientos subsiguientes en el mercado de pilotos, como la decisión de Daniel Ricciardo de unirse a Renault, que llevó a la promoción de Pierre Gasly de Toro Rosso a Red Bull, dejaron al equipo de Faenza sin opciones. Albon fue respaldado por Red Bull en su paso por el karting y Fórmula Renault, pero fue sacado del programa en 2012. Sin embargo, desde entonces, el piloto anglo-tailandés, que terminó subcampeón en la GP3 en 2016, año en que Charles Leclerc logró el título y ahora está segundo en el certamen de la F2, llamó de nuevo la atención de Marko.

S.B

Compartir