En la recta final del certamen 2018 de Súper TC2000, el Equipo Chevrolet anunció la extensión del vínculo que une a Agustín Canapino de manera directa con GM hasta la temporada 2020 inclusive. Por otra parte, Bernardo Llaver seguirá como piloto de la escudería en la temporada 2019. Este anuncio se da en el marco del fortalecimiento deportivo que brinda Pro Racing, por los próximos seis años.

«El deseo es poder renovarlo año tras año para seguir estando dentro de esta escudería en la cual me siento muy cómodo. Ganamos muchas carreras, un campeonato, un subcampeonato, y esperamos poder seguir en ese camino. Estoy más que agradecido y orgulloso por esta posibilidad, por el compromiso que lleva vestir los colores de Chevrolet. Ellos pretenden que seamos los mejores, yo pretendo lo mismo, por lo tanto es una sociedad y una comunión en la cual buscamos lo mismo, llevar la marca lo más arriba posible», afirmó Canapino.

Por su parte, Llaver también se refirió a su continuidad dentro de la escudería que representa a la marca del Moño. «Es un placer enorme y una emoción muy grande saber que voy a seguir ligado a Chevrolet. Un tercer año con el equipo, en el que espero seguir cumpliendo con las expectativas. Estoy muy agradecido por la confianza que me tienen y espero poder devolver todo lo que depositan en mí con resultados y trabajo en equipo», expresó el mendocino.

Asimismo, se dio a conocer que el próximo martes 9 de octubre, en Indianápolis, Canapino realizará una jornada de pruebas en el simulador de Dallara. El test será con un simulador de un Cadillac DPI VR. El arrecifeño viajará el domingo 7 de octubre rumbo a Estados Unidos, para realizar el martes una prueba gestionada por GM en el simulador de Dallara, uno de los más importantes del mundo, donde manejará un simulador de un Cadillac DPI VR del campeonato IMSA (International Motor Sports Association).

El día previo a esta prueba, Canapino participará de una introducción, que será la simulación del circuito de Daytona. Eventualmente también podría trabajar en otros escenarios. «El principal objetivo es vivir la experiencia y aprender de una prueba de esta magnitud en el simulador de Dallara, uno de los mejores del mundo. Será con un simulador de un Cadillac DPI VR, de IMSA, en el circuito de Daytona. En el test va a estar Ricardo Juncos, junto a su equipo y personal de Cadillac. Estoy muy agradecido a GM por esta posibilidad», explicó el Titán de Arrecifes.

El simulador de Dallara, ubicado en Indianápolis, es uno de los más importantes del mundo. Cuenta con el mismo nivel de retroalimentación de un auto real, en cuanto a dirección y fuerza de frenado. Durante el uso del simulador, se pueden modificar parámetros de configuración, para trabajar en función de distintas instancias, como puede ser una clasificación o una carrera. Además, no sólo permite acceder a los mismos canales de datos de un auto de competición real, sino que brinda información imposible de obtener en la realidad, posibilitando un análisis aún mayor.

S.B