Jorge Lorenzo ya está en Tailandia, donde probará en el primer entrenamiento cómo se encuentra de la lesión sufrida en la carrera de Aragón del MotoGP.

El piloto de Ducati se fue al suelo en la curva 1 del Gran Premio de Aragón hace apenas 10 días, por lo que se produjo una luxación en el dedo gordo del pie derecho y una pequeña fractura en el segundo. A su vuelta a Barcelona el lunes después de la carrera, los médicos decidieron colocarle un yeso y se determinó que debía hacer reposo antes de pasar de nuevo por el consultorio el jueves. Tras la segunda visita, los doctores comprobaron que la evolución había sido buena, por lo que el mallorquín decidió viajar hasta Buriram para intentar participar en el Gran Premio de Tailandia.

El piloto de Ducati girará en el primer entrenamiento del viernes para comprobar el nivel del dolor y decidir si sigue adelante con su participación, pero antes de empezar ya asume que no estará a su mejor nivel en la prueba asiática. «No estoy al 100 por ciento, pero voy a intentar correr en Tailandia», aseguró Lorenzo.

«Todavía tengo el pie muy hinchado y no sé ni el dolor que sentiré ni si me podré poner la bota, pero lo quiero probar. La caída de Aragón no sólo arruinó mi carrera, sino que puede condicionar la de Buriram. El viernes empezaremos a ver en qué estado puedo manejar, aunque no será fácil ser competitivo en esta situación», explicó el tricampeón de la categoría reina.

El piloto español había acusado a Marc Márquez de ser el causante de la caída, pero tras una llamada del campeón reinante de MotoGP para interesarse por su estado, parece que se suavizó la tensión. Tras no sumar puntos en Aragón, Lorenzo se quedó a 44 puntos de la segunda posición del campeonato que ostenta su compañero de equipo, Andrea Dovizioso, por lo que buscará de apurar este fin de semana las opciones que le quedan de terminar el año segundo. «Todavía estoy decepcionado porque tenía grandes expectativas en Motorland, pero no queda otra que levantarse y tratar de dar lo máximo en las cinco carreras que quedan», comentó.

El Circuito de Buriram se estrena en el calendario de MotoGP, pero los pilotos de la categoría ya lo conocen tras los test que realizaron en pretemporada. Allí, Lorenzo se quedó muy lejos de las primeras posiciones (16º en el combinado de los tres días), pero la evolución que tuvo con Ducati lo hace ser optimista de cara al Gran Premio. «Creo que tenemos que pensar en positivo y a pesar de que el test de pretemporada que hicimos en Buriram no fue muy bien, las cosas cambiaron mucho», indicó Lorenzo.

S.B

Compartir