Lewis Hamilton aclaró que no pidió órdenes de equipo ni las quería para superar a Valtteri Bottas y ganar el Gran Premio de Rusia de la Fórmula 1.

Mercedes puso en bandeja la victoria del líder del campeonato en Sochi, después de que su compañero recibiera la orden de dejarlo pasar. La polémica decisión dejó a Hamilton visiblemente afectado después de la carrera, ya que dejó claro que ni en las conversaciones anteriores a la carrera ni a través de la radio quiso que Bottas le cediera el triunfo. «Obviamente hubo una convocatoria de equipo», señaló Hamilton, cuya victoria le ayudó a extender su ventaja en el campeonato sobre Sebastian Vettel a 50 puntos.

«Hubo discusiones anteriores sobre lo que podía suceder o no, y aseguro, y así se lo dije a Valtteri, que no era algo que yo había pedido. Eso es algo que el equipo considera correcto e hizo. Es una posición muy incómoda en la que estar», agregó el piloto británico.

Hamilton insistió en que durante la parte de la carrera donde el equipo le pidió que pasa a su compañero -mientras el líder de la prueba Max Verstappen estaba bajando el ritmo y Vettel estaba presionando desde atrás- en realidad sólo quería que Bottas fuera más rápido mientras ocupaban el segundo y tercer puesto. «Me dijeron en la radio que Valtteri iba a dejarme pasar, lo cual no era lo que yo quería. Les contesté ‘sólo díganle que acelere’, porque tenía a Sebastian justo detrás, bastante cerca», explicó.

«No me sentí bien pasándolo así en la curva 13. Y no sabía qué planeaban para el final de la carrera. Estaba esperando recibir algún mensaje o algo, pero sabía que el equipo quería que terminara de esa manera. Si habían dado esa orden… y me confirmaron que querían terminar así», reconoció el cuatro vecés campeón.

Bottas sostuvo que entendía las razones por las que Mercedes tomó esa decisión, aunque personalmente fue difícil de aceptar, y no creía que le fueran a devolver la primera posición al final. Cuando se le preguntó si pensaba que el equipo mantendría a Hamilton delante, Bottas respondió: «Sí… lo esperaba. Porque, obviamente, Lewis está luchando por el campeonato de pilotos y yo no».

«Pero la manera en la que terminamos, en comparación con cómo salíamos, no supone ninguna diferencia de puntos en el Mundial de Constructores. Así que sí, lo estaba esperando», agregó el piloto finlandés, que había logrado la pole position en Sochi.

Aunque la conducta de Bottas en Rusia abre la puerta a que Hamilton le ceda una victoria antes de finalizar el año, el finlandés dijo que no quiere que le regalen nada. «No, creo que es más divertido competir por ello», expresó.

S.B