Sebastian Vettel empezó bien el Gran Premio de Rusia, aunque los tiempos de los Mercedes con blandos y que Verstappen se quedara a menos de una décima en el circuito de Sochi hacen ver la paridad con la que arrancan los tres primeros equipos.

La sesión se disputó con clima cálido pero con cielo nublado, aunque no se produjo ningún incidente importante pese a las numerosas salidas por fuera de la pista.

C. L

Compartir