Jorge Lorenzo sufrió una espectacular caída en la primera curva tras la largada del Gran Premio de Aragón, sufriendo una lesión en el pie derecho. El de Ducati partía en pole y se fue al suelo en la primera curva, al abrirse para no perder posición con Marc Márquez y pisar la zona sucia.

El español salió volando por los aires e impactó con fuerza sobre el asfalto, justo en la escapatoria, golpeándose el pie derecho. Tras unas primeras pruebas, los médicos diagnosticaron que el mallorquín sufrió una luxación en el dedo gordo de ese pie, y una pequeña fractura en el segundo dedo, por lo que decidieron inmovilizar la zona con yeso.

Lorenzo deberá estar una semana con la zona protegida pero podrá viajar a Tailandia sin problema, donde se disputará el próximo Gran Premio dentro de dos semanas. Antes de salir a pista el viernes, sin embargo, deberá pasar un nuevo reconocimiento médico para recibir el alta y ser declarado apto, o no, para la carrera.

«Estoy mal, me siento impotente y con mucha rabia por lo sucedido. El adelantamiento de Marc (Márquez) me impidió entrar en la curva, me tuve que ir largo, mucho, a la zona sucia, y para evitar que me pasaran cuatro o cinco pilotos tuve que acelerar con la moto inclinada en la zona sucia. Se me fue de atrás y tengo el pie reventado. Una luxación en un dedo, otro con una fractura, a ver si puedo correr en Tailandia», explicó el español.

Por otra parte, Lorenzo culpó directamente a Márquez, que será su compañero de equipo la próxima temporada, en la escudería oficial Honda. «No tuve otra opción que irme afuera. Otra vez Marc me arruinó una carrera. Si él me deja espacio me hubiera ido por dentro, pero no me dejó espacio. Sólo espero que venga a pedirme disculpas y que no me lo haga más, porque si no voy a tener que manejar de una manera que no me gusta. Él sabe realmente lo que sucedió. Me destrozó la carrera, el pie y probablemente los próximos Grandes Premios», concluyó.

S.B