Sebastian Vettel dio 121 vueltas en el Circuito de Paul Ricard con el Ferrari SF71H, mientras que Valtteri Bottas completó 112 al volante del actual Mercedes W09.

Vettel y Bottas fueron los encargados de girar en el segundo día de pruebas en Paul Ricard. Los dos pilotos ayudaron a Pirelli a definir la construcción de los neumáticos 2019. El alemán terminó el día en Castellet con 121 vueltas, después de que Charles Leclerc cubriese ayer 129 con el mismo SF71H.

Bottas, por su parte, cerró su participación con 112 giros. Los dos pilotos rodaron paralelamente en una pista en perfectas condiciones meteorológicas, que permitieron a los técnicos de la casa italiana recopilar datos muy interesantes no solo para la elección de las nuevas construcciones que se presentarán ante la FIA el próximo 1 de octubre, sino también para la definición de compuestos.

Los coches de 2019, debido a las nuevas limitaciones aerodinámicas, especialmente en el alerón delantero que se simplificará, tendrán una menor carga aerodinámica que los de esta temporada, por lo que los técnicos de Pirelli deberán tener este factor en cuenta a la hora de fabricar los compuestos más blandos.

En el test Pirelli suministró neumáticos irreconocibles entre sí para entender así con las instrucciones que le dieran qué dirección seguir en el desarrollo. También los pilotos, y los equipos –Ferrari y Mercedes– tuvieron el oportunidad de intuir cuál será el comportamiento de los neumáticos de 2019.

Mientras que la Scuderia quiso alinear a sus dos pilotos titulares el año próximo, Mercedes liberó a Lewis Hamilton y fue Bottas quien llevó a cabo todo el trabajo.

Todos los equipos recibirán lo antes posible un informe completo sobre estos dos días de test, como siempre se hizo en otras sesiones similares.

S.B

Compartir