Honda Racing F1 tiene previsto introducir su nuevo motor, la última evolución de 2018, en el próximo GP de Rusia en 15 días. El objetivo es penalizar allí con los dos Toro Rosso y llegar 15 días después a Suzuka (6 de octubre) con un impulsor que pueda superar en potencia al de Renault, para dejar de ser el de menos prestaciones de la categoría.

En Sakura llevan un par de meses trabajando en el banco con esta nueva unidad, que tiene modificaciones en el ICE (unidad de combustión interna), con el fin de ganar unos 30 CV de potencia respecto al actual. Se enjugarían así los 20 CV que Renault sigue sacando actualmente a los japoneses y sería un logro significativo para la compañía antes de dar el salto a Red Bull en 2019.

Suzuka fue el escenario en el que Fernando Alonso se quejó de llevar «un motor de GP2» en plena carrera, mientras el presidente de Honda, Takahiro Haachigo, escuchaba en el box de McLaren con los auriculares. Fue una verdadera afrenta que todavía no olvidaron y por eso ahora pretenden mostrar al mundo en el GP de casa los progresos que realizaron.

Otra cosa es la fiabilidad de ese nuevo propulsor de Honda, una circunstancia que los retrasó este año, aunque en Renault tuvieron problemas similares con su especificación C de 2018, que sólo fue estrenada por Daniel Ricciardo en Monza y que aparentemente no aportó mejoras significativas sobre el anterior. De hecho, ni Renault Sport, ni McLaren F1 quisieron introducirla en sus coches todavía, por lo que se especula ahora con que Red Bull podría volver a la ‘B spec’ en Sochi.

Según se publicó en Italia hace unas semanas, Ferrari alcanzó en Monza los 1.022 CV con su última versión, con lo que aventajaría en 17 a Mercedes, con 1.005. Según estas referencias y los tiempos conseguidos allí en la clasificación, Renault tendría 70 CV menos que Ferrari en la actualidad, unos 950, por los 930 de Honda.

Este es el quinto año de Honda F1, tras su regreso al Mundial con la tecnología híbrida, lo que indica la complejidad de este tipo de mecánica y los impedimentos que presenta hoy esta categoría para la entrada de nuevos motorizadores, que no quieren pasar por una travesía y publicidad negativa similares. Ahora Liberty Media quiere simplificarlos para 2021, algo a lo que Ferrari y Mercedes, principalmente, se resisten con todas su fuerzas.

S.B

Compartir