Kimi Räikkönen, actual piloto de Ferrari que estará en Sauber la próxima temporada, fue muy directo a la hora de hablar de su futuro en la conferencia de prensa previa al Gran Premio de Singapur. El piloto finlandés aseguró que la decisión de su marcha no fue suya, pero que debe adaptarse a lo que otros decidan. «No fue mi decisión. Todo lo que venga después es mi decisión, lógicamente. Al menos tenemos una salida», afirmó Iceman.

Un momento de tensión se vivió cuando un periodista cuestionó su marcha a Sauber, por lo que Kimi fue tajante «¿Y por qué no? No fue mi decisión, me adapto a las decisiones de los demás y este fue el resultado, ¿por qué no me voy a ir a Sauber?», aseguró ante los medios sobre su alejamiento de Ferrari.

Räikkönen también tuvo tiempo para sacar su lado más irónico cuando le preguntaron si ayudaría a Sebastian Vettel, algo que no hizo en Monza. «Sólo puedo manejar un auto a la vez», respondió el campeón del mundo en 2007. Quizá su poca colaboración con el alemán en el pasado GP se deba precisamente al momento en el que recibió la noticia de que su permanencia en Ferrari tenía los días contados. Raikkonen reveló que se enteró de que no continuaría en la escudería en el Gran Premio de Italia. «En Monza lo supe», señaló.

Los periodistas se centraban en Kimi y una vez más surgían interrogantes sobre 2019. Preguntado sobre si quería ir o no a Sauber, el finalndés fue sarcástico con la prensa. «No, estoy aquí para jugar con ustedes. No siento pasión y voy a pasar dos años infeliz por ustedes», afirmó con ironía.

Su llegada a Sauber no estaba entre sus planes y Räikkönen lo dejó en claro. «Nunca se sabe qué es lo que va a pasar. Fue una coincidencia, no hubo planes para que todo terminara de este modo. Hay una gran posibilidad de que finalice mi carrera en Sauber, pero no me interesan los récords de longevidad», explicó.

«Hay muchas diferencias ahora, veremos en el futuro. No se qué va a suceder con Sauber, sólo podemos estimar qué ocurrirá la semana que viene. Tengo mis razones para ir y es suficiente para mí, y no me importa lo que piensen otros. Estoy contento con mis razonamientos», completó Kimi.

S.B

Compartir