Kimi Räikkönen ha firmado un contrato con el equipo Sauber por las temporadas 2019 y 2020 de Fórmula 1, después de que Ferrari le comunicará que no contaban con él para el próximo año.

Räikkönen regresará así a la escudería que le vio debutar en 2001, cuando Peter Sauber quedó prendado de su talento y le dio la oportunidad de dar el salto a la élite cuando apenas había disputado 23 carreras en categorías inferiores.

El adiós de Räikkönen es un duro golpe al liderazgo interno de Sebastian Vettel, que quería que el finlandés continúe. La dupla se entiende a la perfección tanto fuera como dentro de la pista, donde Raikkonen ha asumido en varias ocasiones el papel de escudero del alemán.

La escudería de Hinwil confirmó su contratación con un comunicado oficial, en el que Fréderic Vasseur le daba la bienvenida a la institución.

Fichar a Kimi Räikkönen como piloto representa un pilar importante de nuestro proyecto, y nos lleva más cerca de nuestro objetivo de hacer progresos significativos como equipo en el futuro cercano». 

C. L.