La negativa de Toto Wolff a dejar libre a Esteban Ocon como piloto Mercedes, les está reportando pobres beneficios al piloto francés, actualmente en Racing Point Force India, pero que está sin asiento para 2019. El compañero de Sergio Pérez, que será remplazado antes o después por Lance Stroll en su actual equipo, busca una butaca de forma casi desesperada.

El crédito galo estuvo a punto de recalar en McLaren, e incluso estuvo en Woking para hacerse el asiento del auto, pero las intrigas de Wolff terminaron por cerrar esa vía y abrirle las puertas a Lando Norris. Otra de las posibilidades era la de sumarse a Toro Rosso, que necesita un piloto para sustituir a Pierre Gasly pero Christian Horner, director deportivo de Red Bull, rechazó invertir en un piloto de Mercedes.

«Gracias a una relativamente pequeña inversión de Mercedes, ayudaron a estos chicos a llegar a la F1, pero este mecanismo no es atractivo para la mayoría de equipos. La locura es que tienes a un piloto como Ocon, que podría terminar sin asiento el próximo año. Si fuera libre, sería un candidato obvio para Toro Rosso, pero Red Bull no va a invertir en un piloto de Mercedes claramente, no esperaría que Mercedes lo hiciera con uno de nuestros pilotos», aseguró Horner.

«Es muy fácil quedarse con lo conocido, hay más riesgo al apostar por un piloto joven: creo que demostramos en varias ocasiones que vale la pena. Tuvimos un programa de pilotos jóvenes con mucho éxito en Red Bull, donde valió la pena con Seb (Vettel), Daniel (Ricciardo) y Max (Verstappen), y vamos a ver cómo va con Pierre Gasly, y dio numerosas oportunidades a pilotos como Carlos Sainz», señaló sobre los grandes pilotos que pasaron por la cantera de la escudería austriaca.

De esta manera, una de las opciones que le quedan a Ocon es poder ocupar uno de los Williams, equipado con motor Mercedes, si ofrecen a cambio la conveniente contraprestación técnica o monetaria.

S.B

Compartir