Después de un error durante la clasificación para el Gran Premio de Austria, la FIA aceleró su investigación sobre los problemas de visibilidad hacia atrás de parte de los pilotos. Hubo un impulso para implementar las nuevas reglas en el Gran Premio de Singapur, pero varias reuniones han dado lugar a una serie de ajustes a las reglas. Por decreto, la Fórmula 1 levantará los alerones traseros de los monoplazas y cambiará la posición de los espejos para mejorar la visibilidad del piloto el próximo año.

Las nuevas regulaciones verán que el ala trasera se eleva en 50 mm para crear una mayor ventana de visibilidad entre la superficie inferior del plano principal y la superficie superior del puente lateral. Las regulaciones aún deben ser aprobadas en la próxima reunión del Grupo de Estrategia de la F1 y en el Consejo Mundial de la FIA antes de que sean oficiales, pero se espera que todo quede en claro.

En el Gran Premio de Bélgica, Stoffel Vandoorne fue empujado hacia el césped por Valtteri Bottas a lo largo de la recta de Kemmel, antes de girar a gran velocidad. Bottas después habló sobre el incidente y admitió que con los actuales espejos es difícil de poder trabajar.

“Para mí, creo que es un poco más difícil de lo que ha sido”, comento el finlandés. “Lo principal es la posición del ala trasero, el tamaño del ala trasero y la visibilidad de los espejos. El ala está bloqueando parte de la visibilidad directamente hacia atrás”.
F1.A.C.

Compartir