El propio equipo Reale Avintia Racing informó que Tito Rabat ya estaba caminando con un andador, menos de 24 horas después de su intervención quirúrgica en el hospital universitario de Coventry, que duró cuatro horas. El catalán pasó una primera noche correcta y la idea es trasladarlo en tres o cuatro días a Barcelona en un avión sanitario, pero en estos momentos está en la Unidad de Cuidados Intensivos, orientado y consciente.

Lógicamente son muy buenas noticias, ya que indican que todo fue mejor de lo previsto y que el riesgo de infección, que preocupaba a los médicos, es menor. El propio doctor Ángel Charte, jefe de los servicios médicos del Mundial, estaba aliviado. «El sábado estaba preocupado, pero ahora estoy más contento», aseguró el facultativo.

Está previsto que Rabat sea evacuado en un avión medicalizado este mismo jueves a Barcelona, al hospital Quirón Dexeus. Allí, le harán más pruebas y, si fuera necesario, alguna intervención más. Tito fue operado de una triple fractura en su fémur derecho y cuatro que tenía entre la tibia y el peroné.

S.B