Los comisarios del Gran Premio de Bélgica sancionaron a Nico Hülkenberg con 10 posiciones en la grilla de largada para el Gran Premio de Italia, luego del accidente en el arranque en Spa-Francorchamps.

La largada del GP de Bélgica fue caótico con el accidente entre el Renault de Hülkenberg, el McLaren de Fernando Alonso y el Sauber de Charles Leclerc. Durante la salida, Hülkenberg no frenó correctamente al llegar a la primera curva, esto provocó que impactara con su parte delantera en el posterior del McLaren de Alonso, lo que a su vez proyectó al español al aire pasando por encima del Sauber de Leclerc. Los tres monoplazas sufrieron daños y fueron retirados de la carrera.

Los comisarios de la carrera llamaron a Alonso y Hülkenberg para explicar después de la competencia lo sucedido. Luego de esta reunión en donde se revisaron videos y se escucharon las declaraciones de ambos pilotos y representantes de los equipos, las autoridades determinaron sancionar al piloto de Renault con 10 posiciones en la grilla para el GP de Italia de la próxima semana, además de sumarle tres puntos a la súper licencia.

«Iba bien hacia la curva 1, pero bloqueé las ruedas delanteras progresivamente. Esperaba un poco más de agarre, pero muchas veces pierdes aerodinámica cuando hay tantos autos juntos. Esto me tomó por sorpresa, calculé mal la frenanada y la adherencia. Obviamente fue un error con un alto costo y saqué a Fernando de la competencia», reconoció el alemán.

La FIA explicó que, a diferencia del accidente de Romain Grosjean en 2012, sucedido en esta misma pista, no se lo suspenderá una carrera a Hülkenberg dada la introducción del carnet de puntos. «Debe ser tenido en cuenta que desde 2014 la FIA introdujo el sistema de sanción por puntos, que tiene en cuenta ofensas previas de cada piloto y que puede llevar a una carrera sin correr si se suman 12 puntos en 12 meses. Este sistema no estaba en vigor cuando el accidente similar a este ocurrió en 2012», justificaron los comisarios su sanción.

S.B