Lucas Guntín realizó una jornada de pruebas en el Autódromo internacional de Termas de Río Hondo, en Santiago del Estero. El piloto radicado en esta provincia manejó el tercer auto de Top Race que alista el equipo, con la mirada puesta en un posible debut en la categoría.

En una fría tarde en el imponente circuito, Guntín giró casi 30 vueltas, acompañado por los responsables de la escudería. “Di unas 30 vueltas durante todo el día, trabajé con la gente del equipo analizando los resultados. El auto es absolutamente increíble, no tiene nada que ver con nada de lo que conocía. Por supuesto, hay un gran salto de potencia, la transmisión también es otra cosa”, señaló Guntín, satisfecho tras su ensayo.

En la última fecha del Top Race Junior, el piloto radicado en Santiago del Estero hizo su estreno en el primer escalón hacia el Top Race, lo que le permitió conocer las primeras referencias de estos autos de cara al relanzamiento de su carrera deportiva. “Ayuda mucho a la adaptación el hecho de que los frenos y los neumáticos sean los mismos en el Top Race y en el Top Race Junior”, agregó.

El próximo paso para Guntín será trabajar en cuestiones presupuestarias para poder concretar su llegada a la categoría, y acompañar a Mariano Altuna y Humberto Krujoski en el SDE Competición. El objetivo es la sexta fecha del campeonato, el 7 y 8 de julio, en Termas de Río Hondo.

S.B

Compartir