Siguen confirmándose los regresos en el marco de la cuarta fecha del año para el Turismo Pista y entre ellos aparece el nombre de Tomás Aramburu, que selló su presencia en Río Cuarto, donde se volverá a subir a su Chevrolet Celta tras haber tenido que detener su presencia en la última carrera para dedicarse a reparar la unidad del golpe protagonizado en la segunda cita de la temporada.

Luego de cumplir con diversas tareas sobre el auto y solucionar los daños que había arrojado el accidente protagonizado, se decidió rearmar el auto y programar una breve prueba en el Autódromo Oscar y Juan Gálvez de Buenos Aires. El ensayo se realizó sin mayores inconvenientes comprobando en menos de una decena de vueltas que el rendimiento era lógico y podía confirmarse la participación en el trazado cordobés, en donde tratará de aparecer entre los protagonistas de la Clase 2 sabiendo que el medio mecánico sigue siendo confiable y ello podría acortar diferencias con respecto a los primeros lugares.

“Ante todo, quiero agradecer tanto a Claudio Brea como así también a Nestor Lazarte por el tiempo dedicado sobre el auto para poder repararlo y ser de la partida en la próxima fecha. La realidad es que debíamos hacer un parate de una fecha para solucionar los daños que dejó la última competencia y sumado a ello poder reacomodarnos en todo sentido pensando en la continuidad de la temporada. Esperemos que no surjan mayores inconvenientes y se pueda ir cumpliendo con lo que resta del año con normalidad y cumpliendo el objetivo de ir de menor a mayor en cada una de las competencias que vayamos tomando parte”, aseguró Aramburu.

S.B

Compartir