Edgardo Porfiri, responsable del equipo FP Racing, habló hoy en Pole Position por AM 770 Cooperativa, y realizó la evaluación sobre el Fiat Línea campeón que usó Mariano Werner, el cual no serviría más para poner en pista si bien será rearmado. Así, Werner deberá ir con el segundo auto del equipo a la próxima fecha, unidad que estaba ya alquilada a José Yanantuoni, que así deberá esperar una carrera más.
«El auto tiene un golpe muy grande y está descartado que pueda correr, se rompió mucho la parte trasera y sobre todo distintos elementos. El auto prácticamente no sirve más, lo voy a arreglar sólo porque es el auto campeón y tengo en mi taller todos los autos campeones. Iríamos una carrera más con el segundo Línea junto a Mariano (Werner), el auto que usó antes Leo Pernía que teníamos para alquilarlo a José Yannantuoni, y al ser imposible de arreglarlo, vamos a seguir una carrera más para seguir desarrollando el Fíat Tipo con Muñoz Marchesi.
A su vez, Porfiri remarcó toda su bronca por la situación de llevarse un auto destruido. «Mucha bronca porque es una auto que funcionaba muy bien y es un accidente que se podría haber evitado. En vez de trabajar para terminar todo, hay que trabajar sobre un nuevo auto para poder seguir corriendo», explicó Porfiri, quien pidió sanciones para Leo Larrauri y los pilotos que se excedan en este tipo de maniobras. «No tengo en nada en contra de Larrauri. Con Leo somos amigos y diría lo mismo de cualquiera, pero son cosas evitables, innecesarias de hacer porque son golpes muy fuertes, más en un circuito de estas características donde corremos entre paredones. Los fierros se pueden arreglar, pero si hablamos de un golpe de frente no se de qué estaríamos hablando. Se me ocurre que alguna medida va a haber, porque si a mi me suspenden seis meses y me cobran 150 mil pesos por falta de kilos y agregado a un auto, me parece que la magnitud de lo otro también es para una sanción. Creo que si te excluyen por una maniobra netamente peligrosa, no podes ir a correr a la otra carrera. Hay que sancionar como en el fútbol y estos choques infantiles no suceden más. Hay que tomar medidas porque algún día se puede matar alguno», cerró duramente Porfiri.

Compartir