El Tokio Auto Salon 2018 es el escenario elegido por la mayoría de preparadores asiáticos para presentar sus novedades, algo así como el SEMA Show de este continente. Este fue el escenario elegido por Toyota para mostrar uno de sus prototipos más prometedores de los últimos tiempos, el Toyota GR Super Sport Concept.

Desarrollado íntegramente por Gazoo Racing, este prototipo incorpora una tecnología híbrida de última generación, basada en la mecánica del TS050, el LMP1 con el que Toyota compite en el Mundial de Resistencia –WEC–.

Bajo su afilada carrocería, más próxima a la de un coche de carreras que a la de un hypercar homologado para calle, el GR Super Sport esconde un V6 biturbo de 2.4 litros ubicado en posición central trasera y asistido por un motor eléctrico de alto rendimiento para alcanzar los 735 kw de potencia, nada menos que 1.000 caballos.

En palabras del presidente de Gazoo Racing, Shigeki Tomoyama, la marca sólo ha transmitido su intención de “desarrollar modelos superdeportivos a partir de sus coches de carreras actuales“, sin precisar más detalles al respecto.

C.L

Compartir