Tras un auspicioso inicio en 2017, la performance de Juan Pablo Gianini fue mermando en el resto del certamen y así no tuvo el esperado rendimiento junto a su Ford en las restantes fechas del campeonato, en donde ocupó el 27º puesto de la tabla general.

El pico máximo de su actuación anual fue en la segunda carrera, disputada en Centenario, Neuquén, cuando pudo arribar 6º. A partir de allí, los malos resultados le impidieron al piloto de Salto repetir dicha labor y que incidieron en sus aspiraciones a estar en la «Copa de Oro».

Buscando una solución equitativa, y con el fin de mantener su escuadra activa en 2018, tanto en TC, como TC Pista y TC Mouras, Gianini evaluó un cambio en su planificación interna, con el fin de centrar el objetivo de retornar a los primeros planos.

La principal modificación será en la motorización, la cual dejará de ser propia y pasará a contar con la atención de Rody Agut en su Ford de TC y los autos de TC Pista, mientras que en TC Mouras continuará la preparación de Álvarez.

Compartir