andreas-mikkelsen

Andreas Mikkelsen tuvo un debut soñado con Hyundai al liderar el Rally de España tras la apertura de la actividad oficial del viernes. Haciendo su presentación con el equipo coreano después de ser incorporado el mes pasado, Mikkelsen terminó el día con una ventaja de 1.4 segundos con su i20 Coupé WRC sobre el líder del campeonato, Sébastien Ogier.

La pelea por la punta fue increíblemente apretada y tres pilotos encabezaron la clasificación en las seis especiales de superficie mixtas que sumaron 115.90 kilómetros. El sol y las altas temperaturas garantizaron que las pistas de tierra seca al oeste de Salou favorecieran a los pilotos que salían más retrasados. Los primeros en salir se encontraron tierra suelta y limpiaron la trazada para los más retrasados.

La limpieza no fue tan pronunciada como se esperaba esta mañana y Ott Tänak lideró inicialmente. La elección de Mikkelsen de los neumáticos de compuestos duro lo ayudó a situarse al frente por sólo 0.6 segundos sobre su compatriota Mads Ostberg a media jornada. Ostberg adelantó a Mikkelsen, que después recuperaría la iniciativa y mantendría la plaza ante los ataques de Ogier, a pesar de un fallo final.

“Estoy muy contento de cómo va. Es un coche nuevo para mí y tengo que acostumbrarme. Fui demasiado cuidadoso en las dos primeras especiales pero cambié los ajustes de los diferenciales y me dio una mejor sensación. Algo pasó con la suspensión en la última especial, pero nos las arreglamos”, aseguró el líder de la prueba.

Abriendo pista, Ogier soportó las peores condiciones y el francés dio un recital en la secciones de asfalto del tramo de Terra Alta que cerró cada bucle. Dominó magistralmente la gestión de los neumáticos para terminar segundo con su Ford Fiesta WRC.

Kris Meeke ganó dos especiales con su Citroën C3 WRC y es tercero a tres segundos. Podría haber sido aún mejor si el británico no hubiese perdido unos segundos vitales al hacer un trompo.

El liderato de Tänak terminó con un pinchazo lento y el estonio se sintió incómodo con el manejo de su Fiesta WRC esta tarde. Terminó 3.3 segundos por detrás de Meeke y 0.8 segundos por delante de un Ostberg frustrado. Un agujero permitió que el habitáculo de su Fiesta WRC se llenase de polvo y la temperamento alcanzó el punto de ebullición cuando la entrada de aire se atascó en la especial final. Nunca había estado fuera de los dos primeros puestos y se deslizó a la quinta posición.

Dani Sordo luchó por encontrar agarre, pero el estado de ánimo del español mejoró junto a la tracción y está a 10.8 segundos del líder en sexta posición, un lugar por delante de su compañero de equipo Thierry Neuville. Las esperanzas al triunfo del belga se vieron reducidas cuando su elección de neumáticos blandos no fue la adecuada para las condiciones de la mañana y se esforzó por encontrar la configuración ideal cuando se repitieron las especiales.

Juho Hänninen, Stéphane Lefebvre y Esapekka Lappi completan la tabla de tiempos, Lappi cedió más de 30 segundos después de perder sus frenos. Elfyn Evans carecía de tracción y un pinchazo se sumó al drama del galés, pero Jari-Matti Latvala sufrió mayores problemas. El finlandés abandonó su Toyota Yaris WRC antes del último tramo por problemas mecánicos.

Los equipos tienen ahora una asistencia prolongada de 75 minutos para los dos últimos días y convertir los coches de tierra a asfalto. El sábado presenta dos bucles idénticos de tres especiales, repartidos por una asistencia, antes de terminar con una súper especial a lo largo del paseo marítimo de Salou. En total se correrán 121,86 kilómetros cronometrados.

1er. Día – Rally de España
1. 4 ANDREAS MIKKELSEN 1:11:56.3
2. 1 SÉBASTIEN OGIER 1:11:57.7 +1.4
3. 7 KRIS MEEKE 1:11:59.3 +3.0
4. 2 OTT TÄNAK 1:12:02.6 +6.3
5. 14 MADS OSTBERG 1:12:03.4 +7.1
6. 6 DANI SORDO 1:12:07.1 +10.8
7. 5 THIERRY NEUVILLE 1:12:09.1 +12.8
8. 11 JUHO HÄNNINEN 1:12:29.9 +33.6
9. 8 STÉPHANE LEFEBVRE 1:12:58.5 +1:02.2
10. 12 ESAPEKKA LAPPI 1:13:01.8 +1:05.5

S.B