valentino-rossi

Valentino Rossi logró llevar adelante las dos sesiones de entrenamientos para el Gran Premio de Aragón y anunció que no sintió dolor, por lo que seguirá adelante con el fin de semana. El piloto de Yamaha completó un total de ocho giros por la mañana y trece por la tarde, donde marcó un mejor tiempo de 2.01.97, el 20º en el clasificador al final del día, a más de dos segundos del primero, Dani Pedrosa.

Para Rossi este viernes no era día de ir rápido ni demostrar nada, sino que era una jornada para probarse y asegurarse de que su pierna operada hace 22 días podía resistir un gran premio completo. “Fue un día positivo. Me sentí bien y cómodo en la moto. La posición encima de la M1 es de hecho mejor que con la R1”, comentó en referencia a la moto que utilizó para las pruebas en Misano el lunes y martes.

«No siento demasiado dolor ni se hinchó (la pierna) después de dos sesiones. En lluvia no tendría problemas en completar toda la carrera (23 vueltas), pero si no está mojado veremos. En seco te tienes que mover de forma más agresiva y salir más de la moto que con la R1”, comparó de nuevo el italiano.

En sus condiciones, salir a carrera lo más adelante posible en la grilla sería clave para Rossi. “Lo primero que habrá que ver es si puedo estar en la Q2. La vuelta rápida me preocupa pero poco. La resistencia (física) será importante, pero si puedo hacer 25 vueltas será mejor reservarlas para el domingo”, analizó el de Tavullia.

Por otra parte, Rossi explicó que lleva protección adicional en su equipamiento. “Estudiamos algún tipo de protecciones dentro de la bota y no fue mal. También tocamos un poco las estriberas (de la moto), pero espero mañana ir normal. Fue mejor de lo esperado, pero tampoco sabía qué esperar, completó Valentino tras su heroica reaparición 22 días después de pasar por el quirófano.

S.B