porsche-wec

Porsche podría volver a la máxima categoría en un futuro cercano gracias a las nuevas reglas, pero únicamente sería como motorista.

Lutz Meschke, vicepresidente de la Junta Ejecutiva y miembro de la Junta de Finanzas y Tecnología de la Información, se reunió con Ross Brawn y otros jefes de la categoría durante el Gran Premio de Italia.

Aunque Porsche no está directamente involucrado con el deporte desde su desastrosa relación con el equipo Footwork en 1991, ellos mantuvieron una participación comercial con la organización de F1 a través de la Supercopa, pagando por ser la categoría de apoyo. Pero ahora, las puertas de la Fórmula 1 parecen abiertas luego de que la marca de Stuttgart decidió dar por terminado el proyecto de LMP1 al final de esta temporada, esto como consecuencia de lo que ellos consideran es un retorno bajo respecto a la inversión que realizan, misma que se equipara con un presupuesto necesario para la máxima categoría.

La compañía ya se comprometió con la Fórmula E con un equipo de trabajo de la temporada 2019-2020. Sin embargo, también envió representantes a la serie de reuniones recientes sobre las regulaciones del motor de 2021 para la F1. La marca fue alentada por la dirección que la serie está tomando, con un paso hacia una tecnología más barata y más simple de la que se utiliza actualmente.

«La F1 podría ser un lugar adecuado. La Fórmula E es muy importante para nosotros, y la F1 es siempre un buen tema para pensar y creo que estamos en muy buenas discusiones sobre el nuevo motor», aseguró Meschke. Por otra parte, también confirmó que «las discusiones son alrededor de ser un proveedor», y por lo tanto no hay planes para formar un equipo de fábrica. Entre los posibles socios se manejan nombres como Williams, que tuvo una relación técnica con Porsche antes de vender su división Hybrid Power, y Red Bull, que tiene amplias conexiones con el Grupo VW.

McLaren tiene una historia fuerte con Porsche a través de la colaboración del TAG turbo de 1983 a 1987, pero ahora son competidores en el mercado de automóviles deportivos. Mientras tanto, el jefe comercial de la F1, Sean Bratches, dijo que los nuevos propietarios del deporte estarían encantados de tener a Porsche en 2021.

S.B