pierre-gasly

Pierre Gasly no pierde la esperanza de competir en Fórmula 1 en 2018. El actual campeón de la GP2 espera que Toro Rosso tome una decisión sobre su alineación del año que viene en la que los de Fenza cuenten con él como piloto titular.

Para ello, deben salir Daniil Kvyat o Carlos Sainz. El ruso podría perder su puesto si no mejora su rendimiento en la segunda mitad de la temporada, ya que sólo suma 4 puntos ante los 35 del español. Por parte de Carlos, no está claro si el madrileño continuará con la formación de Faenza o si, finalmente, Red Bull lo liberará de su contrato para recalar en otra escudería.

“Por supuesto, mi plan es estar con Toro Rosso. Ése es el objetivo, estar en la grilla de 2018. Con suerte, puede salir bien para mí. No tengo ningún manager, por lo que hablo directamente con Helmut Marko. Por el momento, tenemos una buena relación y eso es difícil con los equipos, con el suministrador de motor, muchas cosas están entre el equipo. Es demasiado pronto, estamos a principios de agosto, pero definitivamente creo que este mes, con suerte, tendremos más noticias”, explicó Gasly.

El francés compite actualmente en la Super Fórmula Japonesa, además de ocupar el rol de piloto reserva de Red Bull, por lo que asegura que se mantiene a su mejor nivel físico y de pilotaje para dar su mejor versión en caso de tener una oportunidad en F1.

“Es difícil. Después de ganar la GP2 el año pasado, el objetivo era estar en Fórmula 1. Lewis Hamilton ganó la GP2, Nico Rosberg ganó la GP2, Stoffel Vandoorne ganó la GP2, la mayoría de los pilotos estuvieron ahí. En fútbol, cuando ganas la segunda división, tienes la motivación de ir a primera y eso es lo mismo para mí, es mi única motivación en este momento. Estoy como reserva de Red Bull, también muy útil para mí, centrado en mi condición física para estar lo mejor preparado posible y, por suerte, cuando tenga mi oportunidad estaré a mi mejor nivel y seré capaz de rendir, por lo que necesitamos esperar y ver qué sucede”, concluyó.

S.B