sebastien-loeb

Apenas regresando de la ciudad canadiense de Quebec, donde disputó la octava ronda del Campeonato Mundial de Rallycross, con un tercer podio consecutivo para él; Sébastien Loeb no perdió el tiempo y este martes se puso a los mandos de un Citroën C3 WRC de nueva generación.

Acompañado por Daniel Elena como su navegante, tal como fue en sus nueve campeonatos dentro del WRC, Loeb manejó el auto que este año suma una victoria conseguida por Kris Meeke en México, pero que también sufrió muchos problemas, especialmente en el tema de la suspensión.

Citroën descartó cualquier participación de Loeb en alguna fecha del WRC de este año, pero el director del equipo, Yves Matton, dejó la puerta abiertas a esta posibilidad en 2018. En consecuencia, los tres C3 que están inscriptos para el Rally de Alemania de la próxima semana serán manejados por Meeke, Craig Breen y Andreas Mikkelsen.

S.B

Compartir