esapekka-lappi

“Este es el momento por el que estuve trabajando toda mi vida. Por fin puedo conducir un World Rally Car y estoy muy contento. Mi objetivo es tratar de llegar a la meta de cada rally sin problemas. Si podemos hacer eso, seguro que podemos anotarnos algunos puntos”. Estas eran las palabras de Esapekka Lappi el pasado mes de abril cuando se anunciaba que manejaría el tercer auto de Toyota en su debut en la categoría del WRC.

Pocos dirían que unos meses después, tras una brutal progresión, cumpliría el sueño de liderar el rally de su casa, ante su gente y con una estructura finlandesa, la del Toyota Gazoo Racing. El campeón del Europeo de Rally de 2014 y del WRC2 en 2016 con Skoda se doctoró liderando por primera vez una prueba del Mundial de Rally y presentándose como un “finlandés volador”, más al volante de su Toyota Yaris.

La joven promesa finlandesa lo consiguió plantando cara en un emocionante mano a mano a nada más y nada menos que a su jefe de filas, Jari-Matti Latvala, al que pudo mantener a raya con un manejo lleno de desparpajo y falta de miedo, y tomando el liderazgo de la prueba nórdica en el tramo de Lankamaa . A partir de ahí, Lappi consiguió terminar la etapa del sábado con tres especiales en las que logró finalizar el día con 4.4 segundos de ventaja sobre el ex de Volkswagen, con el mantendrá una intensa pugna este sábado por el triunfo.

El dominio finlandés en la general fue completado por Teemu Suninen, que terminó el día en la tercera plaza, a 19 segundos de Lappi. El de M-Sport se sumó así al festival local, que se vio beneficiado por los múltiples problemas que tuvieron algunos de los favoritos en un loco tramo 3. En dicha especial, Sébastien Ogier tuvo que abandonar al perder su rueda trasera derecha después de estrellar su Ford Fiesta contra un árbol.

El de Gap no está cómodo este año en el liderazgo del Mundial, con un auto que no le permite ser lo superior que lo era con el Polo en los cuatro años anteriores. El galo lleva dos citas mundialistas consecutivas sin ganar un sólo scratch y en el Mil Lagos sufrió un accidente impropio de un piloto de su clase. Eso sí, después de dañar la suspensión tras un mal aterrizaje en uno de los saltos característicos de dicha prueba.

En este mismo tramo, Ott Tänak sufrió un pinchazo que le hacía perder más de un minuto y medio, y Hayden Paddon también abandonaba por dañar la rueda trasera derecha. Ello dejaba la pista libre a Thierry Neuville, que al principio del día empezó muy cauto, y que no pudo aprovechar el abandono de Ogier para liderar la prueba y poder pasar al francés en la general.

El subcampeón del mundo terminó la jornada a 58 segundos del líder en la octava plaza y luchará este sábado para tratar de remontar y sumar el máximo de puntos posibles pensando en el Mundial. Por su parte, Dani Sordo ocupa la undécima posición como segundo Hyundai, a 1’52”2 del líder, ya muy lejos del podio que se disputarán los cuatro finlandeses Lappi, Latvala, Suninen y Juho Hanninen, Mads Ostberg y Craig Breen.

2do. Día – Rally de Finlandia
1. 12 ESAPEKKA LAPPI 1:11:36.4
2. 10 JARI-MATTI LATVALA 1:11:40.8 +4.4
3. 15 TEEMU SUNINEN 1:11:55.4 +19.0
4. 9 CRAIG BREEN 1:12:09.4 +33.0
5. 11 JUHO HÄNNINEN 1:12:15.5 +39.1
6. 14 MADS ØSTBERG 1:12:21.4 +45.0
7. 3 ELFYN EVANS 1:12:21.5 +45.1
8. 5 THIERRY NEUVILLE 1:12:34.4 +58.0
9. 7 KRIS MEEKE 1:12:44.0 +1:07.6
10. 2 OTT TÄNAK 1:13:26.6 +1:50.2

S.B