porsche-le-mans

La marca alemana alcanzó su 19ª victoria en las 24 horas de Le Mans con el #2 de Timo Bernhard, Brendon Hartley y Earl Bamber, después de una carrera dramática en la que el podio lo completaron dos LMP2: el DC Racing #38 y el Rebellion #13.

“Le Mans elige si ganas, tú no puedes ganar Le Mans”. La frase es del piloto de Porsche, Neel Jani, y describe perfectamente la 85ª edición de las 24 horas más famosas del planeta. La victoria de Porsche con el #2 después de sufrir tras 3h30 de carrera un problema con su tren delantero que le hizo perder 20 vueltas con los líderes es un claro ejemplo de que en la clásica francesa la noche, la lluvia, los rezagados, el cansancio y hasta las propias máquinas pueden crear o hacer caer héroes.

Héroes son este domingo el alemán Bernhard y los neozelandeses Bamber y Hartley, que logra su primera victoria en Le Mans tras remontar después de la reparación de principio de carrera.

La maldición de Toyota, sin duda, tuvo mucho que ver en la 19ª victoria de Porsche en Le Mans. Fueron los más rápidos desde los test, batieron el récord de clasificación con un 3m14s estrastosférico marcado por Kamui Kobayashi en el #7 y lideraron la carrera, incluso con dos coches, hasta que la noche cayó.

Cayó como una pesadilla, dado que primero el #8 de Sébastien Buemi, Anthony Davidson y Kazuki Nakajima perdió una hora en boxes con un problema también en el tren delantero. Después el #7 de Kobayashi se paró cuando tenía seis minutos de ventaja sobre el Porsche #1 debido al auto de seguridad. Y media hora después, en torno a las 1.15 de la mañana, el #9 de José María López, Nicolas Lapierre y Yuji Kuniomoto fue tocado por detrás por un LMP2 en la primera curva y se quedó a unos pocos cientos de metros de volver a boxes.

Desde entonces, el liderato del Porsche #1 fue intocable, hasta que llegó la mañana y la rueda de la fortuna de Le Mans volvió a girar. Lotterer vio cómo su 919 se paraba en la recta de Mulsanne. El liderato caía entonces a manos del Oreca LMP2 #38 de DC Racing.

Pero Le Mans no quiso permitir lo que habría sido algo histórico, y la primera vez que Dunlop habría ganado la general desde el triunfo del Mazda en 1991. El ritmo del Porsche #2 fue suficiente para, a una hora y cinco minutos del final, superar al #38 y marcharse hacia la gloria.

En LMP2, el actor Jackie Chan logró su primera victoria en la mítica prueba francesa… como jefe de equipo. El DC Racing #38 se impuso, llegando a rodar primero de la general, frente al Rebellion #13, que se intercambió el liderato con su gemelo #31 durante buena parte de la prueba hasta la noche. Tercero, tras el error de Negrao en el Alpine a 40 minutos del final, fue el también #37 de DC Racing, duplicando la felicidad del conocido actor chino.

La próxima cita del calendario está programa para el fin de semana del 14 al 16 de julio, cuando se disputen las 6 Horas de Nürburgring, en Alemania.

Final WEC – 24 Horas de Le Mans
1 2 Timo Bernhard, Brendon Hartley, Earl Bamber Porsche LMP1 367
2 38 Oliver Jarvis, Ho-Pin Tung, Thomas Laurent Oreca LMP2 366
3 13 Nelson Piquet Jr., David Heinemeier Hansson, Mathias Beche Oreca LMP2 364
4 37 David Cheng, Tristan Gommendy, Alex Brundle Oreca LMP2 363
5 35 Nelson Panciatici, Pierre Ragues, André Negrao Alpine A470 LMP2 362
6 32 Filipe Albuquerque, William Owen, Hugo de Sadeleer Ligier LMP2 362
7 40 Richard Bradley, James Allen, Franck Matelli Oreca LMP2 361
8 24 Jean-Eric Vergne, Jonathan Hirschi, Tor Graves Oreca LMP2 360
9 8 Anthony Davidson, Kazuki Nakajima, Sebastien Buemi Toyota LMP1 358
10 47 Roberto Lacorte, Giorgio Sernagiotto, Andrea Belicchi Dallara LMP2 353
54 9 Nicolas Lapierre, José María López, Yuji Kunimoto Toyota LMP1 160

S.B