bradley-smith

Bradley Smith, que se perdió la carrera del domingo de MotoGP en Barcelona, por una lesión en su dedo meñique, aseguró que no va a necesitar pasar por el quirófano para seguir con la rehabilitación.

El piloto británico del equipo KTM sufrió un accidente durante el FP4 del pasado sábado, cayéndose en la curva 2 y, al parecer, quedando atrapado el dedo meñique de su mano izquierda entre el manillar de su moto y el asfalto. Inicialmente los médicos diagnosticaron la necesidad de ser intervenido, pero finalmente el piloto esquivó la operación.

Smith se perdió la clasificación y se trasladó a un hospital para limpiar correctamente la herida, tras lo cual decidió no seguir adelante con el Gran Premio. Después de realizar una serie de controles adicionales esta semana, se desistió de cualquier tratamiento significativo que incluya el paso por el quirófano y el piloto se centrará en recuperarse para poder volver a competir en el Gran Premio de Holanda, del 23 al 25 de junio.

“Desde la caída del sábado estuvimos revisando el dedo cada 24 horas para comprobar que no se infecte, así como la tasa de progresión de la cura. En este momento, los médicos son optimistas con la recuperación que día a día se va produciendo, así que básicamente no vamos a hacer ningún injerto de piel ni operaciones adicionales, lo cual es fantástico”, explicó Smith.

“No esperamos una recuperación completa de la herida a corto plazo, pero debería estar listo para poder correr en Assen. Ahora sólo se trata de seguir haciendo todo lo posible para acelerar la recuperación, con cremas y limpieza. Así que espero que en poco más de una semana esté listo para volver a Assen, aunque sea en un 90 por ciento de condiciones”, agregó el británico.

Smith también se perdió los tres días de test que KTM realizó en Barcelona con su compañero de equipo Pol Espargaró y el probador Mika Kallio. El finlandés, que disputará las carreras de Sachsenring y Red Bull Ring (Austria) antes y después de las vacaciones de verano, probó una serie de nuevas piezas, mientras que Espargaró centró sus esfuerzos en la puesta a punto de la moto. “Vamos a ver que pasa en Assen con Bradley, estaré allí para ayudar al equipo si me necesitan”, señaló Kallio, que viajará a Holanda.

S.B