mclaren44321

Los caminos de McLaren y Honda ya no concuerdan, están separados por kilómetros de distancia, y con cada declaración de Zak Brown o de Eric Boullier se alejan todavía más. En Woking hay de todo menos paciencia, con unos socios japoneses que sólo mostraron fracaso en estos dos años y medio de renovada asociación. La única forma de terminar con este sufrimiento es cortar de raíz con el problema, romper el contrato con Honda y buscar un suministrador de motores más competitivo.
Y eso es lo que van a hacer según asegura el ‘Daily Mail’: se desligarán de los japoneses para volver a llevar los propulsores de Mercedes en 2018. El diario británico informa de una reunión que tuvo lugar en los boxes de Montreal entre Mansour Ojjeh, dueño del 25% de las acciones de McLaren, y los jefes del equipo de la estrella, Toto Wolff y Niki Lauda, en la que acercaron posturas. En ocasiones, los alemanes se mostraron reticentes a proveer su gran motor a un potencial rival por el título, pero ahora esto se daría vuelta”.
Además de que el nulo rendimiento de la unidad de potencia de Honda terminó con la paciencia de todos en McLaren, uno de los motivos de mayor peso para decidirse a cambiar de suministrador es Fernando Alonso. El asturiano no se quedará en el equipo sin garantías de ser competitivo y quiere tener algo firme en el verano con lo que decidirse, por eso aceleraron las conversaciones y se reunirán esta misma semana para tomar una decisión. No la harán pública en el próximo GP de Azerbaiyán, pero sí antes del parate veraniego europeo.
El ‘Daily Mail’ afirma que en algún momento de julio se conocerá el acuerdo entre McLaren y Mercedes por el que volverían a retomar su unión de 20 años tres temporadas después de romperse. Aunque de cara al público no se atrevan aún a confirmar tal anuncio, el medio inglés garantiza que dentro del equipo británico están seguros de que será así y, además, habla de cifras: los 88 millones de euros que perderá McLaren de Honda, los 12 que costaría el acuerdo con Mercedes y los casi 30 que cobra Alonso.
Para superar ese balance negativo de números caben varias opciones: que Alonso baje sus honorarios, que lleguen patrocinios fuertes o que Ojjeh se haga cargo del costo aumentando su inversión, algo que está decidido a hacer porque quiere ver a McLaren campeón. Eso es lo mismo que busca Zak Brown y cree que podrían conseguirlo aun siendo clientes de un fabricante como Mercedes, algo que Ron Dennis no veía posible porque nunca iban a estar a la par de rendimiento (las mejoras primero para el equipo oficial).