cal-crutchlow

Cal Crutchlow y Honda ultimaron este pasado fin de semana los detalles del contrato que vinculará al británico con la marca japonesa durante los próximos dos años. La mecánica de la operación es la que perseguía el piloto de Coventry, que de esta forma seguirá vinculado a la escudería LCR, aunque con un mayor apoyo de la fábrica del que recibía hasta ahora.

Se da la circunstancia de que Crutchlow reconoció estos días en Montmeló tener varias ofertas encima de la mesa, como por ejemplo la de Aprilia, que ya le está buscando sustituto a Sam Lowes. Sin embargo, las tres partes se sentaron en el Circuit y aceleraron las conversaciones. El acuerdo es inminente y se podría anunciar en los próximos días, siempre antes del receso del campeonato, previsto para julio.

En la última temporada y media, el corredor ya desempeñó una labor determinante en el trabajo de desarrollo de los prototipos de la marca del ala dorada y es probable que su papel adquiera ahora incluso algo más de protagonismo.

Se desconoce aún si Crutchlow será el único piloto dentro de la escudería monegasca, pero existe la posibilidad de que el otro lado del box, ahora vacío, lo ocupe Takaaki Nakagami.

Honda ya dejó claro que si el nipón termina entre los tres primeros clasificados del Mundial de Moto2 lo hará promocionar a MotoGP, aunque los números de Nakagami, que actualmente figura el séptimo en la tabla general, a 57 puntos del tercero (Alex Marquez), no invitan al optimismo en ese sentido.

S.B