fernando-alonso

A pesar de haber abandonado en la vuelta 179 de la competencia, Fernando Alonso fue considerado el mejor debutante de las 500 Millas de Indianápolis.

El domingo terminó la aventura americana para Alonso en pista tras un frenético mes, pero ahí no cesaron las actividades. El asturiano estuvo presente en la gala de celebración de las 500 Millas de Indianápolis, donde además de pasar por la alfombra roja como el resto de personalidades fue galardonado. Allí fue elegido mejor novato del año en la Indy 500 tras su sorprendente adaptación a una categoría hasta hace poco totalmente desconocida para él. Casi en tiempo récord, el español aprovechó todos los test que tuvo disponibles en circuito y en el simulador, brilló en clasificación con un quinto puesto y lideró gran parte de la carrera.

La prueba terminó a 21 vueltas del final cuando el motor Honda, una vez más, le dejó tirado, pero eso no ensució su actuación y así fue reconocido. Alonso se impuso en la votación, entre otros, a Ed Jones, que con el Dale Coyne Racing Honda terminó tercero.

Además, Alonso ganó 305 mil dólares, entre los que se incluyen los 50 mil dólares que se llevó por ser elegido el mejor «rookie» del evento. Como no podía ser de otra forma, Takuma Sato, además de llevarse la gloria de ganar las 500 Millas de Indianápolis, fue el mejor recompensado económicamente. El japonés ganó, por parte de la organización, casi dos millones y medio de dólares.

S.B