pechito-lopez

José María López tomará parte del primer entrenamiento de la Fórmula E en Mónaco el sábado y luego los médicos lo evaluarán para decidir si puede continuar disputando el evento. López chocó en la primera carrera del WEC en Silverstone, sufriendo una lesión en dos vértebras, lo cual lo obligó a ausentarse de la segunda ronda en Spa el pasado fin de semana por precaución.

El piloto cordobés recibió el permiso para tomar parte de la primera práctica de 45 minutos de la Fórmula E, que comienza a las 3 de este sábado, hora argentina, pero la FIA desea volver a revisarlo una vez finalizada esa actividad.

En caso de que López no pueda continuar después de la FP1, el equipo necesitará pedir a los comisarios reemplazarlo con su piloto de reserva, Alex Lynn, quien se encuentra en Mónaco pendiente de la situación de “Pechito”. El británico estuvo trabajando con DS Virgin desde el comienzo de este año, asistiendo a la ronda de Buenos Aires antes de tomar parte del shakedown de la cita de México mientras López viajaba desde Monza tras la presentación del auto de Toyota del WEC.

También completó un reciente ensayo con DS en el auto de desarrollo del equipo para 2018/2018 y se espera que compita en Nueva York cuando tanto López como Sam Bird deban estar en Nurburgring por sus compromisos con el WEC. Lynn también tiene un acuerdo en el WEC con el equipo G-Drive de LMP2 pero cuenta con el permiso para ausentarse en Nurburgring.

El mismo proceso de aplica para Robin Frijns en Andretti, ya que Alexander Sims, piloto oficial de BMW, está en el circuito en caso que la lesión que tiene el holandés en una de sus rodillas le impida tomar parte de la carrera, si bien Frijns cree que ese no será el caso. Para Lynn sería el debut en la Fórmula E en caso de que López deba bajarse del coche.

S.B