sebastian-perez

Sebastián Pérez y su equipo de competición dividen sus labores entre el Chevrolet Classic de la Clase 2 del Turismo Nacional y el Chevrolet Onix que construirá Gabriel Rodríguez para la escuadra bahiense, quien apuesta a la renovación de la marca en la divisional.

Por estas horas, son intensos los trabajos en el Chevrolet Classic del equipo Diego Pérez Competición, que tiene a Sebastián Pérez como piloto. El residente en Bahía Blanca disputará, el próximo fin de semana, la cuarta fecha en el Autódromo Termas de Róo Hondo, con el objetivo de continuar el 20º puesto que ocupa en la tabla anual, con tres pruebas finales disputadas.

Los principales trabajos apuntaron a mejorar el rendimiento del motor, además de un mantenimiento preventivo de la caja de velocidades y otros elementos a fin de garantizar el correcto funcionamiento del auto que Pérez colocó en zona de puntos a lo largo de las tres fechas disputadas. “Queremos seguir sumando puntos y mejor si llegan en las posiciones más importantes”, indicó el joven piloto al respecto horas antes de enfrentar los más de 1400 kilómetros que separan Bahía Blanca de Termas de Río Hondo, escenario de la fecha pactada para esta ocasión.

Paralelo al trabajo en el Chevrolet Classic, el equipo bahiense apuesta por la renovación y es por ello que ya cuentan con un Chevrolet Onix para construirlo bajo reglamento técnico de Clase 2. Los trabajos estarán a cargo de Gabriel Rodríguez, constructor del Chevrolet Corsa que utiliza Pérez en la actualidad. “Es un nuevo proyecto y estamos con muchas ganas de hacerlo, apostamos a la renovación de la marca en el Turismo Nacional”, agregó el protagonista, quien debutó en Clase 2 el 6 de diciembre de 2015, completando hasta el momento 16 carreras hasta el pasado 9 de abril, en el Autódromo Rosamonte de Posadas.

S.B

Compartir