bruno-marino

Tras haber concretado su ansiado debut dentro de la Clase 2 del Turismo Pista, subiéndose a un Chevrolet Celta del equipo de la Familia Choury, Bruno Marino estará encarando la continuidad dentro de la divisional con el mismo auto, pero comenzando a contar con los motores provistos por Osvaldo Dacal, quien ya se encuentra trabajando de cara a la segunda cita de la temporada.

Luego de haber atravesado un fin de semana en el cual dicho aspecto le resultó esquivo, el piloto pampeano llegó a un acuerdo para utilizar los impulsores del mencionado preparador, teniendo en cuenta que el Choury Racing Group seguirá brindando atención sobre el chasis del auto con el que llegó a su debut Marino.

Teniendo en cuenta que es la segunda fecha de la temporada, Marino seguirá con la apuesta de querer sumar experiencia con el correr de las competencias, con la salvedad de visitar uno de los pocos trazados que conoce, motivo por el cual intentará afirmarse en dicho aspecto y tratar de abocarse de lleno a la conducción del auto más allá de las características del trazado, el cual ya ha transitado en su paso por el ámbito zonal.

“Hemos llegado a un acuerdo con Osvaldo Dacal para comenzar a trabajar con sus impulsores, esta es la principal novedad con la cual llegamos a la próxima fecha, sumado a la atención del Choury Racing Group y la intención de siempre de tratar de sumar experiencia e ir sintiéndonos a gusto con el comportamiento general del auto. El hecho de conocer el circuito resulta un aliciente más para acrecentar el entusiasmo pensando en la fecha que se avecina”, manifestó Marino, uno de los debutantes que tuvo la Clase 2 en la presente temporada.

S.B

Compartir