sebastien-ogier

El Ford Fiesta de Sébastien Ogier enfrenta una investigación de la caja de cambios de su auto dado que no cumpliría con el peso establecido. La máquina del francés Sébastiren Ogier generó varias dudas después de la inspección técnica del domingo, ya que la pieza podría no cumplir con el peso establecido y ser más ligera.

Mientras que los acontecimientos de la tercera ronda del campeonato mundial fueron declarados definitivos, una nota de pie de página en el documento dice: “A reserva de que la FIA lleve a cabo más controles en la caja de cambios del coche Nº 1.”

La FIA confirmóa a distintos medios que la caja de cambios fue sellada y será llevada de M-Sport a Ginebra, donde el técnico de la FIA, Jerome Toquet, lo inspeccionará aún más. Toquet hará un informe a los comisarios del Rally México de la semana pasada y luego se tomará una decisión, que se daría a conocer antes del inicio de la próxima ronda del campeonato, el próximo mes, en el Rally de Córcega.

S.B