toyota-rally

Poco menos de una semana después de la presentación oficial de los colores que ocupará el nuevo Yaris WRC en su regreso al Campeonato Mundial de la próxima temporada, el equipo Toyota Gazoo Racing viajó a España, concretamente a Cataluña, para llevar a cabo más pruebas con su vehículos con Juho Hanninen al volante, en vista de la homologación final para noviembre.

A tres meses del inicio de la temporada que tendrá lugar en el Rally de Monte-Carlo 2017, el equipo japonés llevó el Yaris a caminos de tierra en Cataluña para continuar el desarrollo, y sobre todo, probar soluciones que no habían sido probadas hasta ahora, salvo en simulaciones por ordenador. Los principales cambios es una nueva pieza en el paragolpes trasero, que tiene como propósito dispersar la tierra, grava, y el polvo de la rueda para reducir la resistencia en la zona trasera del coche y canalizar los flujos aerodinámicos hacia el alerón trasero.

Con el Rally de Monte Carlo a las puertas, el equipo liderado por Tommi Mäkinen comenzaría a rodar sobre el asfalto en el próximo mes de noviembre. Un mes en el que también podrían sacar a los tramos de pruebas una nueva evolución de aerodinámica, más próxima a la estética de gala con la que volverán al campeonato del mundo en el mes de enero del próximo año 2017.

S.B