Inicio_monte

Jacques Villeneuve piensa que los pilotos de Fórmula 1 parecen  no tener fuerzas,  por decisiones como la de comenzar el Gran Premio de Mónaco de la semana pasada detrás del coche de seguridad.
Las lluvias torrenciales caídas en la preparación para la largada hicieron que la Dirección de Carrera optara por iniciar un proceso de salida detrás del coche de seguridad, completando siete vueltas a baja velocidad.
Durante ese período varios pilotos expresaron por radio su deseo de que la carrera comenzara, por lo que Villeneuve entiende esos comentarios.
«Siete vueltas detrás del coche de seguridad es ridículo», dijo Villeneuve a Motorsport Magazin.
«No son turistas, son los pilotos mejor pagados del mundo.
«La Fórmula 1 está perdiendo fans, y cosas como esta no ayudan a nada, ya que los pilotos no son vistos como gladiadores … parecen débiles.
«Es arriesgado, pero son profesionales. Hay que dejarlos empezar, o cambiar las reglas para que no se inicie una carrera bajo la lluvia.»
La carrera del domingo marcó la primera vez en la historia que el coche de seguridad inicia el Gran Premio de Mónaco.

Compartir