marquez38

Ni en días así pierde la sonrisa Marc Márquez, un día en el que se fue al suelo detrás de Dovizioso y, aunque reemprendió la marcha para agarrar los tres puntitos de la decimotercera plaza, perdió el liderato a manos de Lorenzo, que ahora le saca puntos.
Su análisis de la carrera fue amplio y no le cogió por sorpresa su caída: “Veníamos salvando el fin de semana con muy buena nota, pero en la carrera no ha podido ser. Es una lástima y estoy enfadado, pero a la vez sabía que esto podía pasar. Sabía que estábamos cogiendo muchos riesgos en las frenadas y ha sido así. He intentado gestionarlo de la mejor manera posible, sabiendo que el podio era un buen resultado y que lo tenía cerquita, pero estábamos perdiendo mucho en la aceleración e intentando recuperar en las frenadas. Empujando así 28 vueltas es muy fácil cometer un error, y lo hemos cometido. Al menos hemos cogido tres puntos al volver a la pista y algo es algo”.
El de Honda tampoco oculta que es momento de sufrir: “Estamos sufriendo, para qué negarlo, pero después de cinco carreras estamos a cinco puntos del líder y aún estamos vivos en el campeonato. Vienen circuitos diferentes, como Mugello y Montmeló, así que veremos cómo va. Hace unos años eran circuitos en los que nos costaba, pero creo que ahora nos puede ir mejor que aquí y en Jerez”.
En el de Le Mans, era muy evidente que la aceleración de su Honda, por agarre, está lejos de las de sus principales rivales. “La aceleración es un punto en el que estábamos perdiendo y lo sufríamos mucho desde la pretemporada. No sirve de nada llorar sino asumir que es lo que tenemos y que con esto hay que luchar por intentar ganar este campeonato. Es lo que estamos haciendo. Aquí no hemos podido sacar el máximo, pero lo hemos intentado, aunque de cara a las próximas carreras un poquito de ayuda vendría bien. Eso sí, sabemos que tendremos esto para las siguientes”, asegura en ese sentido.
Marc se refería de esta manera a los problemas que está sufriendo: «Está claro que nos gustaría estar mucho mejor y como en 2014, cuando todo iba bien. Respecto a hace dos temporadas, a nivel de aceleración nos hemos quedado más o menos igual, e incluso este año hemos perdido un poco con la nueva electrónica. Las otras marcas han mejorado y a nosotros nos gustaría estar mejor, pero sé que es difícil. Este invierno ha habido muchos cambios, Honda hizo un gran trabajo haciendo el motor nuevo. Creían que habría un efecto, que fue mucho más pequeño de lo que esperábamos, y te encuentras limitado por esto ya que los motores están precintados y no se puede seguir evolucionando. Pero yo sigo confiando en Honda y sé que toda HRC está volcada en este proyecto para intentar mejorar en este aspecto”.
Y es que, en este caso, no le queda otra que mantener la cabeza fría: “Si intento ir un poco más agresivo puede haber muchos ceros por delante. Tengo que seguir con esta mentalidad, como hoy cuando me ha pasado Valentino, porque no he puesto resistencia. Sabía que estaba detrás y me ha pasado, y mi objetivo era perder el menor tiempo posible para mantener la distancia que había con Viñales y el resto de perseguidores. Veremos cómo van las siguientes pistas; ahora llega Mugello, donde Lorenzo va siempre muy rápido, pero intentaremos estar lo más cerca posible. Lógicamente, el objetivo es estar en el podio y ver cómo va evolucionando”.
Marc, analizaba de esta manera los resultados previos en la temporada: «En Qatar nos ayudó mucho el test y me salió una carrera casi perfecta, y aun así acabamos terceros. En Argentina fue el flag to flag, que me benefició y me ayudó a ganar esa carrera. Austin es mi circuito y me encontré muy bien. Jerez ya nos costó mucho más y acabamos muy lejos de Valentino, y aquí también hemos estado muy lejos de Lorenzo. A nivel de prestaciones, quizá estamos un poco por detrás. Lo importante es que sabemos dónde estamos perdiendo, aunque por otro lado es un sitio en el que es difícil mejorar porque los motores están precintados para todo el mundo. Cuando empiezas a ver que algo te va costando y no puedes cambiarlo de ninguna manera, será un poco la tónica de todo el año. No vale la pena llorar y sólo quejarse de ese problema; sabemos que lo tenemos, así que intentaremos mejorar en el resto de áreas para recuperar un poco y compensarlo”.
Cáidas de los cuatro fantásticos: “De momento hay un error para cada uno. Espero que no me toque a mí, pero parece que este año no será el único error. En cada circuito cambian un poco las sensaciones. Aquí llegó un neumático trasero, seguramente en Mugello habrá una evolución de este neumático… Se va evolucionando en este tema también, así que será un año de ir adaptándose e ir sumando puntos. La lástima es que yo lo tenía todo de cara y aquí, donde me tocaba sumar puntos, no he podido hacerlo. No estoy arrepentido porque no ha sido una caída por arriesgar y estaba gestionando bien la carrera, pero tendremos que estar atentos.
Con respecto a su caída: “No ha influido para nada en mi caída la de Dovizioso, porque me he dado cuenta de que él estaba en el suelo cuando ya estaba yo en la grava. Nos hemos caído igual, y cuando ya he visto que la perdía de delante sólo miraba mi moto. Creo que me he caído un poco antes del parche que hay ahí en el asfalto. Sí que es cierto que cuando lo pasas se nota, pero es igual para todos. No ha sido la causa de la caída. Con los Bridgestone de entrenamientos a carrera no cambiaba casi nada y con los Michelin sí que cambia bastante. Parar cada cinco vueltas es una historia y hacer todas las vueltas seguidas es otra. Por eso yo he escogido el neumático delantero duro, porque sabía que con el blando se me movía mucho y ahí ya sí que no tenía opciones de estar en el podio. Es un neumático que avisa menos y lo sabemos, pero se tiene que gestionar de la mejor manera y entenderlo. Yo creo que el neumático delantero va bien, pero parece también que cuando vas detrás de una moto cambian las sensaciones”.

Compartir